Fontanería y saneamiento: tipos de tuberías

Cada instalación, ya sea en una vivienda, una empresa u oficina, requiere de diferentes tipos de agua y, partiendo de esta base, de un tipo determinado de tuberías.

En la actualidad son muchas las opciones de tuberías existentes, pues los materiales se han multiplicado y las propiedades han mejorado cuantiosamente. Las tuberías pueden ser de plástico, metal o polietileno. Sin embargo, dentro de cada uno de estos materiales se pueden diferenciar distintas opciones de tuberías puesto que se utilizan variados tipos de metal o plásticos, de manera que varían sus características.

A continuación, os presentamos tuberías de distintos materiales:

PPR: el Polipropileno Random (PPR), un polímero (plástico), se ha convertido en una de las mejores apuestas para la distribución y el suministro de agua potable a presión, así como también es una buena opción para la canalización de otros fluidos, gracias a sus excelentes propiedades. Cuando hablamos de excelentes características nos referimos a que están compuestas por una soldadura por termofusión en todas sus piezas y no necesita conexiones mecánicas, cuenta con una alta resistencia a las temperaturas, son atóxicas, es un aislante eléctrico…

Este tipo de tuberías tiene aplicación en casi todos los ámbitos. Sin embargo, debemos tener en cuenta que no son resistentes al fuego.

Multicapa: se trata de un tipo de tuberías (tubos multicapas) que están diseñados para instalaciones de aguas sanitarias y de calefacción. Este modelo se caracteriza porque se compone de polietileno reticulado por fuera, metal (aluminio) y polietileno reticulado por dentro.

A diferencia de las tuberías de cobre y otras alternativas de plástico, esta cuanta con la ventaja de que su instalación es sencilla y económica. Esto es así porque se trata de un material que es fácil de manejar, es ligero y llega a durar hasta 50 años. Además, la reticulación de polietileno eleva su resistencia y su rendimiento; su doble capa de polietileno reticulado contribuye a esta alta resistencia. Y no solo eso, sino que también cuenta con el factor estético y ornamental.

PEX: las tuberías de polietileno reticulado, o también conocidas como PEX, son usadas en instalaciones de calderas y en sistemas de calentamiento mediante agua. Estas se distinguen por su alta resistencia a temperaturas muy elevadas (hasta 110°C), por su fácil manejo y por su resistencia al impacto. También se debe tener en cuenta que no es posible su instalación en exteriores.

Cobre: las tuberías de cobre son utilizadas en las instalaciones para el abastecimiento de agua fría, caliente sanitaria, gas, calefacción y refrigeración. Los rasgos más característicos de estas es que son maleables, muy adaptables y resistentes al frío.  A pesar de tratarse de un material más caro que el plástico destaca porque es un material muy resistente a la corrosión.

Inoxidable: las tuberías de acero inoxidables son muy populares porque son muy rentables. Dichas tienen una excelente resistencia a la corrosión, estabilidad metalúrgica y confortabilidad. Además, el acero inoxidable ofrece una mayor fuerza y resistencia, una mayor ductilidad, tiene una alta capacidad de tratamiento térmico y soldadura, una larga durabilidad y su instalación es muy versátil.

Además de todos estos tipos, existen otras opciones de tuberías y en Ecosiona nos encantaría que te pongas en contacto para conocerlos y resolver tus dudas.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?